jueves, 3 de diciembre de 2015

La sangre de los inocentes

Te quiero. Te lo digo por si alguna vez te han asaltado las dudas. Se que no he sido la madre que tu esperabas, ni la que me hubiera gustado ser. No me disculparé enumerándote razones que ni a mi me convencen. Soy un ser imperfecto; esta cascara que me envuelve ha intentado pudrir mi alma, pero afortunadamente pronto me desprenderé de ella.

8 comentarios:

  1. La imperfección no importa nada, importa y mucho ese "te quiero". Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Soy feliz, afortunadamente no soy perfecta. Ya estoy aquí como te dije, he dado una vuelta por otras entradas y creo que no me costará pasarme por aquí de vez en cuando, ahora voy a buscar donde apuntarme como seguidora. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  3. Hola Silvia, tengo por costumbre dar la bienvenida, una vez al mes más o menos, a mi blog a los nuevos seguidores y hoy te la doy a ti. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nadie es perfecto, pero las cosas las intentamos hacer de la mejor manera posible, como madre te diré que muchas veces he tenido la sensación de haber sido injusta y de no saber campear el temporal, pero en el fondo lo que nos une de verdad es el amor que nos demostramos cuando las circunstancias se vuelven adversas y necesitamos saber que hay alguien a nuestro alrededor.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Nadie es perfecto, pero las cosas las intentamos hacer de la mejor manera posible, como madre te diré que muchas veces he tenido la sensación de haber sido injusta y de no saber campear el temporal, pero en el fondo lo que nos une de verdad es el amor que nos demostramos cuando las circunstancias se vuelven adversas y necesitamos saber que hay alguien a nuestro alrededor.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Vengo del blog de Esther, en él habla de ti y yo no puedo por menos que venir a visitarte y acogerte con un fuerte abrazo.
    Todos somos imperfectos, la carcasa exterior es efímera, lo que cuenta en esta vida son los sentimientos que manan del corazón.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  7. -Muchas gracias Ester por tu mención!
    -Trimbolera; tienes razón, un "te quiero" siempre saca una sonrisa pero lo importante es demostrarlo y no dejar que esas dos palabras, esas 8 letras se las lleve el viento.
    -Kasioles; grandes palabras! lo que somos por dentro es lo único que tenemos, lo demás se corroe con el tiempo.

    x.o.x.o
    Silvialicious.

    ResponderEliminar
  8. Ilesin, las cosas que te lleva a hacer el corazón por el amor hacia un hijo son imaginables. Dicen que en el amor y en la guerra todo vale. Pero cuando el amor que sientes es por esa persona a la que viste crecer, a la que criaste y a la que le diste todo tu amor, lo que vale es infinito.

    ResponderEliminar