domingo, 5 de junio de 2016

¿es amor?


Si alguna vez se habla de los amores tóxicos que carcomen los silencios, a la par que los nudillos; nunca se cuenta la doblegación de los sentimientos, la ansiedad de las miradas, el rugido de un corazón ardiente, la dependencia inmoral, la obsesión animal y la necesidad podrida que traquetea hasta estallar; y entonces las manos se llenan de sangre. Una sangre marcada por la pasión y el más absoluto miedo.