jueves, 14 de abril de 2016

Kill you darlings

Algunas cosas, una vez que las has amado, se vuelven tuyas para siempre. Y si intentas dejarlas ir, sólo dan media vuelta y regresan a ti. Se convierten en parte de lo que eres. O te destruyen.



La realidad causa estragos en la ficción. Ten cuidado. No estás en el País de las Maravillas. He escuchado a la extraña locura que crece en tu alma. Pero eres afortunado en tu ignorancia, en tu aislamiento. Tú que has sufrido al encontrar donde el amor se oculta, das, compartes, pierdes, para que no muramos marchitos.

2 comentarios:

  1. Las cosa se pueden amar sin poner el grado de posesión en medio, de esta manera cuando desaparecen no nos hacen tanto daño.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Las cosas que amo no me duelen, las personas a las que amo no me oprimen, pero estaré vigilante....

    ResponderEliminar