jueves, 7 de febrero de 2013

Ya sabes


Ahora ya entiendo porque lo dejaste. Arrogancia, egoísmo, ironía sucia, desprecio, soberbia. Asco das, que solo miras por ti mismo y te escondes en tu bola de superficialidad y egocentrismo. Relájate, porque así, tal y como vas… vas a acabar pudriéndote solo.

Amiga, tú vales más que todo eso. Eres increíble y puedes comerte el mundo. A partir de ahora serás más libre, única, autentica, más TU antes de conocerle. Suerte.