viernes, 1 de octubre de 2010

Caníbal alemán que quería comerse a su víctima, no llegar a matarla.

Hace ya seis años, en Frankfurt (Alemania)… Armin Meiwes, el caníbal aleman de 44 años, afirmo haber matado a un hombre que quería ser devorado. Armin sólo pretendia cumplir con los deseos de su víctima, y su muerte no había sido deseada.

"Quería comérmelo, pero no quería matarlo", le dijo a los jueces…
Meiwes fue sentenciado en enero del 2004 a ocho años y medio de prisión por homicidio involuntario, pero el Tribunal Supremo determinó en abril pasado que los jueces habían sido indulgentes y ordenó un nuevo proceso judicial.
El sujeto admitió haber matado al especialista en informática Bernd-Juergen Brandes, de 43 años, con el que compartía una relación cibernética…pero no fue condenado por asesinado y evitó una posible cadena perpetua debido a que la víctima había pedido ser devorada, había sido voluntario.

Meiwes dijo al tribunal, que se había comido el pene de Brandes a petición de éste y que ambos habían intentado devorarlo, sin éxito… por lo que empezó a perder muchisima sangre y finalmente cayó inconsciente… CREYENDO que su víctima estaba muerta, le clavó un cuchillo en el cuello, pero mas tarde cuando vio la grabación del crimen, cayó en la cuenta de que Brandes todavía respiraba…
El equipo legal de Meiwes argumentó que el acusado accedió a los deseos de Brandes y que su crimen sólo fue "un asesinato a petición", un tipo de eutanasia ilegal que conlleva a una pena máxima de cinco años.


El principal tribunal penal de Alemania dijo que la sala que llevó a cabo el primer juicio ignoró el hecho de que Meiwes había filmado su delito para obtener gratificación sexual posteriormente. Los psiquiatras dijeron que Meiwes se encuentra profundamente perturbado pero cuerdo.



pues si que tiene cara de canibal si... ¬¬

No hay comentarios:

Publicar un comentario